DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO A

Una Palabra viva y eficaz 

Al reunirnos en torno a la mesa eucarística para participar de esta santa misa, pidámosle al Señor que haga de nuestros corazones terreno fértil, donde broten en abundancia los valores del reino.

La palabra de Dios, es el alimento que nos salva del pecado y nos ayuda en la lucha contra las tentaciones, dispongamos nuestro corazón para recibirla y de fruto abundante en nuestra vida.

Shares
Share This