Jesús resucitado aparece en gloria, pero humanizada. Aparece como más humana, como más amiga, más bueno. No va a vengarse o reírse de los enemigos que lo condenaron. No reúne a la gente para decirles que se equivocaron. Se manifiesta tan solo a los que realmente ama y desea. Jesús, se hizo presente en medio de sus discípulos y en adelante siempre se hará presente en medio de ellos. Cuando se reúnen para orar y reflexionar, para compartir y servir, él estará en medio de ellos.

Shares
Share This